El Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio, pionero en el uso de drones para identificar refugios microclimáticos

Lugares con temperatura más estable (menos extrema) en este sector (colores rosas): refugios microclimáticos

El estudio ha identificado refugios microclimáticos para la conservación de la biodiversidad en 6 sectores del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Ha sido realizado por primera vez con un dron térmico, que ha permitido estimar las temperaturas en distintos momentos del día y del año e identificar así las áreas térmicamente más estables (refugios). Dicha estabilidad es una característica muy importante para determinados organismos amenazados por escenarios de cambio climático, pues estarían menos expuestos a temperaturas extremas.

Los refugios microclimáticos surgen del desacoplamiento de las temperaturas a escala local (microclima) del clima regional (macroclima), y es producido, principalmente, por la topografía y la vegetación. En el estudio, se identificaron los factores ambientales que potenciaron la aparición de las áreas más estables, que fueron la orientación norte, la pendiente y la densidad forestal. Los refugios se localizaron en las laderas de umbría, pequeños hábitats bajo acantilados rocosos y áreas forestales.

El estudio ha sido realizado por Raúl Hoffrén, estudiante de doctorado del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio y miembro del grupo de investigación Geoforest-IUCA, en colaboración con María Begoña García, investigadora del Instituto Pirenaico de Ecología (IPE-CSIC), y los resultados han sido publicados en la revista Remote Sensing of Environment (https://doi.org/10.1016/j.rse.2022.113427) y divulgados en la prensa regional (https://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca/2023/01/18/utilizan-por-primera-vez-drones-termicos-para-identificar-refugios-microclimaticos-en-el-parque-nacional-de-ordesa-1625165.html.).
.